La eterna pregunta

La eterna pregunta:

La eterna pregunta

Quiero que recuerdes que hubo un tiempo en que fuiste ingenuamente feliz.

No es que ahora sean tiempos peores sino que son maduros, racionales y conscientes.

Cambiaste la base de tu felicidad y la depositaste en pequeños placeres de la vida: familia, amigos, lugares y personas.

 

Quiero que recuerdes que una vez amaste. Amaste de forma tan ciega y explosiva que te convertiste en el feliz más ingenuo. O en el ingenuo más feliz del mundo.

 

Quiero que recuerdes que hubo un tiempo en el que te dejaste llevar.

Quiero que recuerdes que fuiste un inconsciente. ¡Un inocente!

Quiero que recuerdes esa felicidad y revivas.

 

¡Oh bendito estado de imbecilidad transitoria!

 

Y es que siempre vuelves con la eterna pregunta:

¿Volverías a amar así sabiendo que un día te destruiría?

Share Button